Diabetes y obesidad: Todo lo que debes saber

¿Qué es la diabetes?

Seguro que has oído muchas veces ésta palabra y aún no tienes muy claro lo que es, a no ser que la padezcas, en cuyo caso seguro que la conoces a la perfección.
La diabetes es una enfermedad crónica e irreversible del metabolismo en la que se produce un exceso de glucosa o azúcar en la sangre y en la orina; es debida a una disminución de la secreción de la hormona insulina o a una deficiencia de su acción en nuestro torrente sanguíneo. Luego te lo explicamos con un ejemplo que seguro que te ayuda a comprenderlo mejor.

 

Factores de riesgo del sobrepeso y la obesidad

Tener un factor de riesgo es lo mismo que comprar un boleto para la lotería de un ataque al corazón. Es decir, cuántos más boletos compres más probabilidades tendrás, y no sólo los compras en Navidad, sino que los compras todos los días que los sufres.

Por ponerte ejemplos de lo que son los factores de riesgo, aquí te detallamos una lista con algunos, recuerda, cada uno con el que te sientas identificado es un boleto que mañana puede estar premiado..

– Pasar más de 8 horas al día sentado.

– Fumar.

– Tener un perímetro de cintura mayor a 100 centímetros.

– Tener hipertensión.

– Beber alcohol de manera habitual.

– Sufrir estrés.

– Dormir poco o mal de manera habitual.

– No realizar ningún tipo de actividad física.

– Comer alimentos con excesivas grasas saturadas de manera habitual.

– Tener colesterol en sangre.

– Historial familiar con antecedentes en cardiopatías.

– Tener azúcar en sangre (el caso que nos atañe hoy)

– etc.

Ahora que sabes cuáles son y la importancia que tienen en tu vida y su relación con la salud, lo ideal sería que empezaras a tomar medidas para contrarrestarlos, una de las maneras es empezando nuestro programa de PierdeLoss90, te podrás en las manos de un experto y verás una transformación de tu cuerpo y tu vida durante 90 días. Después serás una persona totalmente nueva.

 

Diabetes tipo 2, cómo se desarrolla, qué causa y como se previene

la diabetes tipo 2, a diferencia de la tipo 1 es la más común y con la que no se nace, sino que se trata de una enfermedad que se desarrolla con el tiempo. Lo que les sucede a quienes la padecen es que el cuerpo no produce o no usa bien la insulina, que es una hormona que ayuda a la glucosa a entrar a las células para darles energía. Sin insulina hay demasiada glucosa en la sangre, y con el tiempo, un nivel alto de glucosa en la sangre puede causar problemas serios en el corazón, los ojos, los riñones, los nervios, las encías y los dientes.

 

Pero ¿cómo se desarrolla?, ¿cómo pasamos de no tenerla a tenerla?

Muchos alimentos que comemos habitualmente producen, después de comerlos, secreción de insulina porque la glucosa en sangre nos sube, y esto se debe a que éstos alimentos son ricos en azúcar o se transforman rápidamente en glucosa. El problema es que justamente éstos alimentos son los que más buenos están y los más económicos. Resulta además que esto no es casualidad, los alimentos de alta palatabilidad y de fácil recurrencia son los que más tiempo han dedicado las empresas a producir, embasar y promocionar para que tú los compres y te los comas. (ver mas aquí)

Para que lo entiendas mejor te podré por ejemplo el caso de Marc, que desayuna todos los días sus cereales favoritos, los de chocolate que en la caja sale un perrito simpático, además se adereza la leche Nesquick y termina con un pequeño zumo de piña que su madre le añade ya que, según dicen, la fruta es muy sana. A media mañana, nuestro infante desayuna su bocadillo de salami con 4 galletas dedinosaurio (eso sí, sin azúcar añadido). A la hora de comer, y después de pasar por el kiosco y comprar 50cc en golosinas, en casa de su abuela hay un buen plato de macarrones con queso gratinado por encima, su abuela sabe que es su plato favorito y no tiene reparo en cocinarlo cuantas veces sea necesario para tener a su nieto contento. Marc no suele merendar porque tiene música y academia de inglés, pero llega a la cena con un hambre voraz y las patatas fritas y la pechuga empanada las devora como un tiburón hambriento en el pacífico. Después de cenar (y como se lo ha acabado todo), le espera su gelatina de fresa para, poco después ir a la cama.

Éste podría ser el caso de muchos niños de nuestro país, que comen sin ser conscientes (ni ellos ni sus padres) una gran cantidad de carbohidratos refinados que se transforman en glucosa rápidamente en su organismo. Para llevar a buen recaudo dentro de su cuerpo la glucosa, pr

oduce la misma cantidad de insulina, y ésta, es producida tantas veces durante el día, las semanas, los meses y los años, que finalmente Marc desarrolla una resistencia a su propia insulina (como si nos tomamos una pastilla para el dolor de cabeza todos los días, finalmente acaba por dejar de hacer efecto).

Es justamente esa resistencia a su propia insulina la que hace que Marc, con los años y sin un cambio de hábitos alimentarios, desarrolle la diabetes tipo 2 y tenga que inyectarse una insulina muy parecida pero artificial a la que su cuerpo no ha generado resistencia. Éste problema junto con otros paralelos a esta enfermedad acompañarán a Marc durante toda su vida. Es una pena que sus padres no se hubieran preocupado antes por su educación alimentaria, pero es normal, ellos no eran conscientes de lo mal que lo hacía Marc, ya que ellos tampoco recibieron dicha educación.

 

Educación alimentaria y ejercicio físico para combatir la diabetes

Justamente por el ejemplo explicado anteriormente podemos llegar rápidamente a una conclusión contundente: Si tenemos una base educativa sobre la alimentación, dispondremos de valiosas herramientas que nos servirán para obtener estados óptimos de salud sin demasiado esfuerzo. Sólo hace falta preocuparse y encontrar algún especialista en la materia.

Se ha demostrado holgadamente que el ejercicio físico ayuda a mantener estados óptimos de salud, y no sólo a nivel articular y muscular, sino también a nivel hormonal, que es el tema que nos ocupa. Por eso, el deporte juega un papel fundamental en esta materia y, mantenernos activos nos supondrá un pilar esencial en este cambio de hábitos hacia una vida saludable y libre de sobrepeso.

 

Share your thoughts

Comments

Leave a Comment: